BLAS INFANTE EN

Isla Cristina

En los límites de la provincia de Huelva, aquí pasé una estancia llena de vida, sal y luz.

Alegre y vital es Isla Cristina, ciudad atlántica donde encontrar la paz de la naturaleza.

Isla Cristina, un rincón encantador de la Costa de la Luz en la provincia de Huelva, tiene una historia rica y fascinante que pocos conocen.

Su origen se remonta a la segunda mitad del siglo XVIII, cuando pescadores catalanes se asentaron en la desembocadura del río Guadiana. Estos pescadores, provenientes de Mataró, Sitges y Canet de Mar, llegaron buscando mejores oportunidades, y sin saberlo, sembraron las semillas de lo que hoy es una de las joyas del litoral andaluz.

La llegada de los pescadores catalanes

La Guerra de Sucesión Española había dejado cicatrices profundas en las poblaciones de la antigua Corona de Aragón, provocando que muchos catalanes huyeran de su tierra.

Atraídos por la riqueza pesquera del sur de la península, estos pescadores nómadas se establecían en la zona solo durante la temporada alta de pesca, pero el devastador terremoto de Lisboa de 1755, seguido de un tsunami, cambió sus planes.

Las chozas de junco en las que vivían fueron destruidas, y decidieron establecerse permanentemente en el área. Así nació la «Real Isla de La Higuerita«, bautizada en honor a una higuera junto a un pozo de agua dulce descubierto por José Faneca, el primer habitante estable.

La influencia catalana permanece hasta hoy, visible en los apellidos locales como Mirabent, Romeu y Pujol, y en palabras del dialecto local que derivan del catalán, como «cheta» (grifo) y «lota» (lonja).

El cambio de nombre

El asentamiento se consolidó y prosperó, y en 1834, como agradecimiento a la reina María Cristina por su ayuda durante una epidemia de cólera, el pueblo cambió su nombre a Isla Cristina.

La memoria de «La Higuerita», el antiguo nombre de Isla Cristina, aún se conserva oficialmente el gentilicio «higueritos».

La industrialización y el puerto pesquero

Pescadores de USISA (Unión Salazonera Isleña en Isla Cristina)
Pescadores de USISA (Unión Salazonera Isleña en Isla Cristina)

A finales del siglo XIX, Isla Cristina dio un gran salto económico con la construcción de la primera gran fábrica de sardinas en aceite en 1892.

Este desarrollo marcó el comienzo de una nueva era, con la industria pesquera como principal motor económico.

El puerto de Isla Cristina sigue siendo uno de los más importantes de Andalucía y España, con una flota que supera las 250 embarcaciones.

Famoso por su variedad de mariscos y pescados frescos, como la gamba blanca, cigalas, y lenguados.

Los productos conserveros y las tradicionales salazones también son ampliamente conocidos. Los visitantes pueden deleitarse con platos típicos en los numerosos restaurantes y bares que salpican el puerto y las calles del pueblo.

Un ecosistema rico y variado

Isla Cristina no solo destaca por su actividad pesquera. El Paraje Natural Marismas de Isla Cristina es un entorno privilegiado, declarado Zona de Especial Protección para las Aves, y hogar de unas 140 especies como flamencos y charranes.

Las marismas, junto con las amplias franjas de pinares y eucaliptos, ofrecen un espectáculo natural incomparable, ideal para la observación de aves y actividades al aire libre como rutas en bicicleta y paseos en kayak.

Tradiciones y cultura

isla cristina carnaval murga
Murga ‘Los Infiltrados’

Las fiestas de Isla Cristina son un reflejo de su vibrante cultura. Los carnavales, declarados Fiesta de Interés Turístico en Andalucía, llenan las calles de color y música cada febrero. La Semana Santa, con sus procesiones solemnes, y la Feria en honor a la Virgen del Carmen en julio, con su emocionante procesión marítima, son eventos que atraen tanto a locales como a visitantes.

La casa de Blas Infante

Casa de Blas Infante (C. Diego Pérez Pascual, Isla Cristina, Huelva)
Casa de Blas Infante (C. Diego Pérez Pascual, Isla Cristina, Huelva)

Entre 1910 y 1918, Blas Infante, el Padre de la Patria Andaluza, vivió en Isla Cristina donde ejerció como notario.

Su estancia dejó una huella imborrable en la comunidad, y su casa, conocida como la «Casa de la Alegría», es un símbolo del legado andaluz y del sueño de Infante por una Andalucía con identidad propia.

Descubrí Isla Cristina por primera vez en octubre de 1921, cuando asistí al teatro Victoria para dar una conferencia titulada «El verdadero concepto de la paternidad». Fue un evento memorable al que acudieron importantes intelectuales como Alejandro Guichot, Ortega y Gasset y Manuel Siurot. Al año siguiente, en 1922, intercambié mi notaría por la de Isla Cristina y me mudé allí, ejerciendo hasta 1931, cuando me trasladé a Coria del Río.

Durante mi estancia en Isla Cristina, me sorprendió el golpe de estado del general Primo de Rivera en septiembre de 1923, lo que desencadenó una dictadura militar que duró ocho años y causó el cese de mi actividad y la de muchos nacionalistas durante varios años.

Este período supuso un exilio interior para mí, dedicándome a mi familia y realizando viajes a Portugal, Galicia y Marruecos. En estos viajes, descubrí similitudes culturales y la herencia de los descendientes de los moriscos expulsados de Andalucía.

Fruto de estos descubrimientos fue el homenaje a Al Mutamid que organicé en Silves (Portugal) en 1928 y mi obra «Orígenes de lo flamenco y secreto del cante jondo» (1929), donde teorizo sobre el origen del cante flamenco, teorías que aún hoy son reconocidas por los flamencólogos.

En Isla Cristina, una localidad de intensa actividad cultural, me impactó su industria pesquera, muy diferente de la Andalucía agraria que conocía hasta ese momento.

Colaboré con el Casino de la Unión o “de los pobres”, participé en la fundación del Ateneo local en 1926, escribí en varias publicaciones locales como La Higuerita —que continúa hoy en activo—, y redacté buena parte de mi obra publicada como «Fundamentos de Andalucía» (1929), «Orígenes de lo flamenco y secreto del cante jondo» (1929-1933), «La verdad sobre el complot de Tablada y el Estado Libre de Andalucía» (1931), “Renovación del sentido de la cultura” (1923), “El Libro Nuevo” (1924), “Cartas a Erina” (1925) y “Almanzor” (1929).

Durante mi estancia en esta localidad, viví un tierno episodio con un cachorro de zorro al que llamé Don Dimas. Lo recogí huérfano y a punto de ser presa de unos cazadores de la zona, pues siempre estuve concienciado con la ecología y el bienestar de los animales.

La narración de mis relaciones con Don Dimas las recopilé en dos cuadernos manuscritos titulados “Dimas 1º. Historia de zorros y de hombres” y “Dimas 2º. Historia de zorros y de hombres” fechados en 1927.

Isla Cristina, con su mar y sus marismas, me ofreció un refugio y un espacio para la reflexión y la creación. Aquí, entre la sal y la luz del Atlántico, encontré inspiración y consuelo durante años difíciles, dejando una huella imborrable en mi vida y obra.

¿Qué ver en Isla Cristina?

Hoy te invito a conocer Isla Cristina, un lugar que, con su puerto pesquero y sus hermosas playas, captura la esencia de la vida costera andaluza. Déjame llevarte por un recorrido que mezcla historia, naturaleza y cultura en este rincón de la provincia de Huelva, tan cercano a la frontera con Portugal.

Playas Kilométricas de Arena Fina

Uno de los mayores atractivos de Isla Cristina son sus extensas playas de arena dorada que se extienden a lo largo de 12 kilómetros, desde Punta del Caimán hasta Islantilla. Cada playa tiene su propio encanto, ya sea la Playa Central, con su paseo marítimo y todos los servicios, o la más tranquila Playa del Hoyo, rodeada de un frondoso pinar. No olvides buscar al emblemático camaleón en las dunas, el único de su especie en toda Andalucía.

El Puerto Pesquero

Isla Cristina alberga uno de los puertos pesqueros más importantes de España. La actividad frenética de la subasta en la lonja, donde se comercializan mariscos y pescados frescos, es un espectáculo que puedes vivir en directo de lunes a viernes por las tardes. El puerto también es un lugar perfecto para degustar las delicias locales, como la gamba blanca y las cigalas de Huelva.

Las Marismas

Las marismas que rodean Isla Cristina son un paraíso natural. Puedes explorar este singular paraje a pie, recorriendo la Vía Verde Litoral, o en barco, visitando la lonja, el puerto y los viveros de almejas. Con un poco de suerte, podrás observar flamencos, cigüeñas y otras especies que habitan en este ecosistema.

El Parque Natural de las Marismas

El Parque Natural de las Marismas es un área de 2,000 hectáreas entre Isla Cristina y Ayamonte. Este parque es ideal para los amantes de la naturaleza, donde puedes ver una gran variedad de aves acuáticas y disfrutar de las vistas cambiantes según la marea. Visita el Molino de Mareas Pozo del Camino, que hoy alberga el Centro de Interpretación del Paraje Natural de las Marismas de Isla Cristina (CIMIC).

Las Poéticas Puestas de Sol

Las puestas de sol en Isla Cristina son simplemente espectaculares. Desde el puente de la Gola o el faro, puedes ver cómo el sol se despide con tonos dorados y rosados, creando una escena que ha inspirado a poetas y artistas. No te pierdas el atardecer desde la azotea del ‘Zapal Sky Bar’, donde podrás disfrutar de una vista panorámica de las marismas.

Museo de Carnaval

Isla Cristina es famosa por su Carnaval, uno de los más antiguos de Andalucía, declarado Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. En el Museo de Carnaval, puedes conocer la historia de esta celebración, ver disfraces, carteles y aprender sobre las tradiciones locales.

Salinas del Alemán

Las Salinas del Alemán son un lugar histórico donde se produce sal de manera tradicional. En verano, puedes visitar las salinas y observar el proceso de recolección de la flor de sal. Termina tu visita con un relajante baño en el spa salino de magnesio, similar a flotar en el Mar Muerto.

Plaza de las Flores y Casco Antiguo

El casco antiguo de Isla Cristina, con su Plaza de las Flores, es un lugar encantador para pasear. Aquí encontrarás edificios históricos de estilo modernista, como el casino ‘La Unión’ y la Casa de Gildita. La Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores es otro punto de interés, donde se veneran varias imágenes religiosas importantes para la comunidad local.

Querido amigo, Isla Cristina te espera con sus playas interminables, su rica historia y su vibrante cultura. Ven y descubre por qué este lugar es tan especial para mí y para todos los que tienen el privilegio de conocerlo.

Oficina de turismo de Isla Cristina

📍C. San Francisco, 12, 21410 Isla Cristina, Huelva

📞 959 332 694

🌐 wp.islacristina.org/turismo/

📧 turismo@islacristina.org

Tras los pasos de Blas Infante

archidona malaga

Archidona

En el interior de la provincia de Málaga, estudié Bachillerato, conocí la realidad de los jornaleros andaluces y escuché la música que luego trasladé al himno de nuestra Andalucía. Aquí se forjaron mis ideales.

cantillana sevilla

Cantillana

Aquí viví 13 intensos años, donde me dio tiempo a abrir mi notaría y escribir el himno de Andalucía. En este bello pueblo de Sevilla conocí a buenos amigos que me abrieron los ojos sobre el problema del campo.

Casares: Un Viaje al Origen de Blas Infante y el Alma de Andalucía

Casares

Aquí nací, en Casares, pueblo blanco de entornos agrestes y naturaleza plena de montaña y mar. Todavía me veo como cualquier niño, agarrado de la mano de mi abuelo, paseando por sus calles empinadas.

castro del rio cordoba

Castro del Río

Con este pueblo tengo un vínculo ideológico más que físico. Proclamado como la «Capital del sindicalismo cordobés», Castro del Río influyó y afianzó aún más mi compromiso con el problema agrario.

coria del rio sevilla

Coria del Río

A orillas del Guadalquivir, en Sevilla, es el último lugar donde habité. Pueblo de gran belleza, Coria del Río ha conservado un rico patrimonio gracias al cuidado y cariño de sus gentes.

la puebla del rio sevilla

La Puebla del Río

Pueblo vecino y muy cercano a mi propia casa, donde ofrecía ayuda y asesoramiento a los jornaleros de la zona. La puerta de uno de los parajes naturales más importantes del planeta: Doñana.

manilva malaga

Manilva

Aquí pasé veranos inolvidables, es un enclave ideal donde disfrutar de su sendero litoral y del paisaje de viñedos que miran hacia el Estrecho de Gibraltar.

peñaflor sevilla

Peñaflor

La localidad donde conocí el amor y tuvo lugar mi casamiento. Situado entre el Valle del Guadalquivir y Sierra Morena, un lugar ideal para el senderismo.

Scroll al inicio